El reto de aprender y avanzar

Tanto a nivel personal como profesional, debemos asumir la importancia de ser coherentes con lo que creemos para mantener un rumbo acorde a nuestros ideales y valores. Este es solo un recordatorio de cómo hacer para no perdernos

El reto de aprender y avanzar

¿Hasta dónde llegan nuestros sueños? ¿Dónde se acaban nuestras ganas de trascender? Cuando una compañía plantea sus objetivos de cara al nuevo año, normalmente se enfoca en los datos cuantitativos, en las tasas de crecimiento, en los beneficios por obtener. Con los años, los números que al principio eran fiel reflejo de la emoción que los construía, quedan simplificados a frías estadísticas que mueven el resto de las decisiones. Se pierde de vista el contenido para quedarse con lo superficial. La ética reducida a moral de corta y pega.

Muchas veces, el día a día nos arrastra hasta ese punto. Cuando no se puede de otra forma, no queda más remedio que plegarse a la realidad y asumir que hemos perdido el control de nuestras decisiones futuras. Os suena, ¿no?

Pero, ¿es esto del todo cierto?

Igual que la tortuga que tras nacer avanza lenta por la arena, solo para poder nadar veloz después por el mar, debemos reconstruir la importancia de hacernos fuertes en nuestras convicciones. Lo bueno, si breve, dos veces bueno, sí. Pero nada mejor que algo bueno y que acabe siendo eterno.

Así, para este nuevo año, en Endeavour asumimos el reto de construirnos más y mejor como seres emocionales que somos, de no olvidar que nuestra apuesta es por un aprendizaje de calidad, aunque a veces eso signifique renunciar a proyectos, y que no es nuestra alma la que está en venta, sino nuestros conocimientos.

Porque con el tiempo, cuando los caminos se distorsionan y las proyecciones personales se tornan asustadizas, solo queda esperar que se siga manteniendo al frente la llama que guiaba nuestros sueños. La luz del faro que alumbra nuestro viaje y evita que nos perdamos, y que nos reconduce para que no olvidemos nunca que hemos venido para hacer algo distinto. Que hemos construido esto para hacer del aprendizaje de calidad algo global. Y, sobre todo, que lo hemos hecho porque es en lo que de verdad creemos. Y en lo que queremos que sigáis creyendo los demás. Ese es nuestro reto para el nuevo año. Ambicioso, ¿verdad?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*