Management y Liderazgo Consciente

La clave fundamental para ser capaces de generar cambios en la organización y en los equipos, está en cambiar primero nosotros mismos

Management y Liderazgo Consciente

“Quienes resuelven problemas de manera exitosa tienen una orientación sistémica, se enfocan en un propósito visionario, toleran la ambigüedad, incorporan la participación de otros, piensan en forma creativa y saben manejar información subjetiva. En contraste, el 90 por ciento de las personas que tenemos un puesto de responsabilidad nos dedicamos a diseccionar los problemas de manera analítica, apuntamos a corregir los errores, rechazamos la ambigüedad, preferimos trabajar en soledad, enfatizamos técnicas mecanicistas y usamos solo datos objetivos…”.

Gerald Nadler y Shozo Hibino, Breakthrough Thinking

 

Seguro que todos sabemos que existen miles de recetas de management sobre liderazgo y competencias de coordinación en equipo, sin embargo, normalmente acabamos descubriendo que la mayoría de estas recetas se orientan a dar información técnica y teórica de gestión, y se olvidan de desarrollar a la persona que debe aplicarla. Los problemas no persisten porque desconozcamos la teoría de la gestión. Cientos de escuelas de liderazgo, consultores, seminarios y libros se ocupan de mantenernos a todos perfectamente informados y proponernos diferentes herramientas. Los problemas persisten porque las herramientas por sí solas no bastan para resolver este reto.

Como cualquier instrumento, estas herramientas necesitan un usuario consciente capaz de aplicarlas de manera efectiva, ajustando la teoría de gestión a la situación particular y concreta que enfrenta.

Para ello necesitamos descubrir que el liderazgo consciente y las competencias de coordinación en equipo están claramente sostenidos en la eficacia de las relaciones interpersonales. La confianza y una pasión compartida permiten que el grupo crezca y genere una inteligencia colectiva que conduce a todos a un estadio superior.

Porque… ¿Cuál es la esencia del liderazgo?

Obviamente, existen múltiples definiciones pero quizás podíamos convenir en una síntesis como la siguiente:

LA CAPACIDAD DE GESTIONAR, AUNAR Y HACER MÁS CREATIVAS LAS CAPACIDADES DE LAS PERSONAS EN TORNO A UN OBJETIVO COMUN.

Y, ¿cuál su elemento básico? El elemento básico y su soporte es el AUTOCONOCIMIENTO y el desarrollo personal, porque no seremos capaces de generar cambios en la organización y los equipos si no empezamos por cambiar nosotros mismos.

Normalmente, los directivos —al menos una mayoría y con cierto grado de éxito en ocasiones— nos enfocamos en los RESULTADOS (TENER) y en las ACCIONES (HACER) para obtener estos resultados, pero nos olvidamos de las CREENCIAS y MODELOS MENTALES que subyacen en cada persona (SER).

La propuesta fundamental para avanzar en un liderazgo consciente se enfoca en trabajar PRIMERO nuestras CREENCIAS (SER), nuestros valores, como condición primera para generar ACCIONES / COMPORTAMIENTOS (HACER) más humanistas y cooperativos que nos permitan a medio plazo TENER buenos RESULTADOS y, sobre todo, SOSTENIBLES en el tiempo.

Algunas actitudes que nos pueden ayudar a transitar este no siempre fácil, pero sí muy gratificante camino, son:

Tratar de ser ECUANIME, INTEGRO. La posición que tengo en la organización hace que lo que digo y hago influya en las personas, por lo que busco cuidar mis palabras, mis gestos y actitudes, uniendo EFECTIVIDAD con AFECTIVIDAD, resultados concretos con un estilo de gestión humano y sensible.

Tratar de transmitir CONFIANZA. En este momento de complejidad e incertidumbre quiero transmitir CONFIANZA a las personas. El MIEDO paraliza y bloquea, por lo que les animo a correr riesgos y tomar decisiones sin temor a equivocarse. (El Error como aprendizaje).

Tratar de INNOVAR, de ser Creativos.

ESCUCHAR a las personas, indagar en sus puntos de vista, considerarlos, tenerlos en cuenta e integrarlos en lo posible en la visión común. (HUMILDAD Y SENCILLEZ).

Trabajando desde este enfoque, podemos conseguir que las acciones que realizamos en torno a este concepto de liderazgo sean no tanto un resultado del uso de herramientas concretas, como conclusiones directas que se derivan de nuestra actitud. Y lo que es más importante, podemos desarrollarnos como individuos conscientes y conducir por este camino, en cuanto que directivos, al resto de miembros de nuestra organización. Con todo lo que eso conlleva.

Iñigo Echebarria Garate

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*