El poder del vídeo

Las narraciones audiovisuales interactivas se están convirtiendo en una herramienta de ayuda perfecta para los procesos de aprendizaje e-learning

El poder del vídeo

Tradicionalmente se creía que la mejor manera de que los alumnos aprendieran las materias que se les enseñaban era mediante tediosas clases teóricas y elaboración de contenidos. Con el paso de los años y la llegada de nuevas tecnologías, el sector de la educación ha vivido sumergido en una transformación sin precedentes, y poco a poco han ido surgiendo estudios que aseguran que el conocimiento se transmite mejor mediante una conjugación de teoría y práctica que evite que los alumnos caigan en el aburrimiento. La formación e-learning nace, entre otras cosas, de esta necesidad.

Siguiendo esta línea de pensamiento, el experto en neuroformación, Francisco Mora, asegura que “los profesores deben romper cada 15 minutos con un elemento disruptor: una anécdota sobre un investigador, una pregunta, un vídeo que plantee un tema distinto…” con el objetivo de mantener activo el cerebro y su atención.

Para facilitar este proceso de dinamización del aprendizaje al que hace referencia Mora, un elemento multimedia se está empezando a popularizar en los últimos años por la inmersión que supone en la temática tratada. Hablamos del vídeo interactivo.

Se considera interactivo todo aquel vídeo que permita la interacción del espectador con el contenido y posibilite su participación directa en la historia. Existen muchas modalidades de vídeo interactivo, desde los que nos invitan a ver las características de determinados productos que aparecen en pantalla  (enfocados, fundamentalmente, a la venta de producto), hasta los que dependen de nuestras decisiones para que la historia tome un camino determinado.

Este tipo de vídeos está teniendo gran auge en términos comerciales, pero también están empezando a gozar de popularidad en áreas formativas, ya que permiten que el espectador se involucre en la historia y vea (de forma audiovisual) las consecuencias de sus decisiones, basadas en material teórico previamente tratados. De este modo, se convierte en una herramienta perfecta de aprender y poner en práctica los conocimientos.

A continuación, os mostramos algunos ejemplos de las posibilidades que ofrecen este tipo de vídeos, que están llamados a formar parte de nuestro futuro:

https://www.playfilm.tv/es/portfolio/bugarach/

https://www.playfilm.tv/es/portfolio/cuanto-sabes-cine/

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*